Publicidad

miércoles, 8 de marzo de 2017

LICENCIARSE EN IRONMAN ¿QUIERES HACER TU PRIMER IRONMAN? AQUÍ TE DEJO ALGUNOS CONSEJOS


Licenciarse en la distancia Ironman es el sueño de muchos aficionados al triathlon. La filosofía Ironman es muy simple: competir contra la distancia y cruzar la meta como finisher, y eso sólo se consigue completando 3.800 m de natación, 180 km de ciclismo y 42,2 km de carrera a pie en menos de 17 horas, que es el límite máximo establecido por la organización. Conseguirlo, es para muchos hacer realidad un sueño sin importar la marca, sino cruzar a meta. 

Pero también prepararse para un Ironman implica tener un mínimo de tiempo para entrenar, si se quiere terminar bien, una gran fuerza de voluntad, mucha constancia y una adecuada planificación.

Aquí os dejo algunos consejos para que disfrutéis entrenando para hacer vuestro primer Ironman. La experiencia no la olvidaréis nunca y sin ninguna duda los nervios los días previos a la competición harán acto de presencia, pero cuanto mejor lleves los deberes hechos, mejor te encontrarás el día de la prueba y  disfrutaréis  mucho más cuando llegue el gran día.

Mis triconsejos:

  • No tengas prisa. El proceso puede llevar su tiempo pero el Ironman tarde o temprano llegará. Utiliza el sentido común y si nunca has competido en un triatlón, no te apuntes a tu primero con una distancia Ironman. 
  • Hazte una prueba de esfuerzo para saber en que estado de forma física estas y si no existe ninguna contraindicación en tu organismo para someterlo durante un largo periodo de tiempo a duras cargas de trabajo. 
  • Contacta con un club de triathlón que tenga entrenadores especializados y con experiencia. Ellos mejor que nadie sabrán como planificar tu entrenamiento en base a tu prueba de esfuerzo, a los años que llevas practicando deporte, a las lesiones que puedes haber tenido en el pasado, a tu disponibilidad horaria o en que deporte destacas más de los tres del triathlón
  • Escucha a tu cuerpo. Durante el periodo de preparación debes escuchar a tu cuerpo; cuando te pide más o cuando te pide descansar. Recuerda: cantidad no significa calidad.
  • Entrena las transiciones por lo menos una vez por semana, y a medida que se acerca el gran dia incorpora alguna sesión más. Este es un entrenamiento específico del triatlón que te permitirá habituarte al cambio de disciplinas.
  • Se constante. La preparación para un Ironman es la suma de sesiones, días, semanas, meses, de lo contario no merece la pena pasar un calvario.
  • Trabajar la fuerza es imprescindible. Flexiones, dominadas, sentadillas, entrenamiento funcional, abdominales, etc... todo ellos te ayudará a superar en las mejores condiciones posibles las distancias a recorrer en cada modalidad deportiva.
  • La nutrición es fundamental. Debes nutrir tus músculos con proteína después de cada entrenamiento y evitar así el catabolismo (perdida de masa muscular) que puede sobrevenir al entrenamiento.
  • Pruébate. Un par de meses antes para el Ironman es interesante participar en una media distancia  (half) con el objetivo de probarnos a nivel físico pero también material, ropa, nutrición, ya que en una competición descubres detalles que un entrenamiento no paras atención.
  • Sobrecargas musculares. Entrenar para un Ironman requiere de muchas horas y como consecuencia las sobrecargas musculares harán acto de presencia en algún momento, por ello contar con los servicios de un fisioterapeuta es muy recomendable.
  • Prevenir rozaduras. El día de la prueba date con vaselina en axilas, cuello y pezones para evitar las rozaduras. 
  • No experimentes el día de la carrera. Mi recomendación personal es que en la transición de la bicicleta al correr la hagas te pongas calcetines para evitar las ampollas y rozaduras, recuerda que tras soltar la bicicleta tienes un maratón por delante. 
  • Bebe y come. Ya inmersos en la prueba, no te olvides de beber (hidratación) y comer (reponer energía). En el transcurso de una prueba de estas características y en la medida que se van acumulando kilómetros, cuesta beber y comer, pero para no sufrir la temida "pajara" hay que entrenar los meses antes la nutrición, No tomar nada durante la prueba que no haya sido probado con anterioridad y planificar bien: que tomar y cuando tomarlo. No ignores los avituallamientos, serán tus aliados.
Ahora solo tienes que disfrutar de todos los momentos que vivirás durante tu preparación (entrenos), durante (compitiendo) y después (cuando cruces la meta): te aseguro que quedará grabado en tu mente la frase......¡You Are An Ironman!....al cruzar la meta tu nombre seguido de......




No hay comentarios:

Publicar un comentario