Publicidad

viernes, 9 de junio de 2017

ŠAMORIN - ESLOVEQUIA CHALLENGE WORLD CHAMPIONSHIP. UN FIN DE SEMANA MUY ESPECIAL...SUBCAMPEONA DEL MUNDO GRUPO DE EDAD


Sábado, 2 de junio Samorin

Acudí a este mundial con pocas esperanzas de poder hacer un resultado digno debido a diversos problemas físicos que vengo arrastrando desde hace varios mesos, lo que no es excusa para no competir con el objetivo de pasármelo bien, ya que me hacía mucha ilusión participar de nuevo en una competición internacional. Ni por asomo podía imaginarme que la jornada acabaría no tan solo disfrutando, sino con esta segunda posición en mi grupo de edad y bajando de las 5 h. 

Con un crono de 4:55:29 resumido sin contar las transiciones en:  32’ Swim; me sentí muy cómoda; 2h: 37' Bike, disfrutando del recorrido a pesar del mal estado del asfalto en algún tramo; y 1h: 40’ Run, siendo en esta sección el protagonista la calor y el bochorno que nos paso factura a todos. Resumiendo: me lo pase como una niña pequeña jugando todo el día en la playa. Disfrute del ambiente y compartí momentos inolvidables con otros participantes como Pilar de Zaragoza y Rafa de Cádiz, y además tuve el lujo de poder vivir el gran trabajo de todo un equipo: el equipo Adeslas Tarragona que se proclama Campeón del mundo en categoría mixta. Impresionante cada uno de sus miembros en sus especialidades , Lydia (Swim), José ( Bike) y Juamma (Run). Que más se puede pedir en un fin de semana.....

La prueba tuvo lugar en el espectacular complejo X-Bionicsphere ubicado en la pequeña población de Šamorín al sureste de Bratislava y con el Danubio como telón de fondo. Tuve la suerte de poder acceder a este mundial tras clasificarme el año pasado en la prueba de Challenge celebrada en Salou.

La competición reunió a más de 2.500 triatletas de 56 nacionalidades, siendo 129 mujeres las que configuraban mí grupo de edad.

Como he comentado anteriormente, la jornada tuvo como protagonista el calor con máximas de 38º C. El entorno donde se celebró la prueba tuvo tres escenarios muy diferenciados entre sí: el Danubio para la natación, en un circuito excelentemente trazado; la carretera que une Bratislava con Šamorín acogió la prueba de ciclismo con poco desnivel acumulado pero con un asfalto, en algunos tramos, que obligo a los triatletas trabajar bien de brazos para no perder el control de la bicicleta. Y por último, la carrera a pie  transcurrió casi integramente dentro del complejo X-Bionicsphere en el que la combinación de superficies como el asfalto, la hierba y un suelo para practicar hípica convirtió esta sección en un auténtico calvario.

Al final todo salió genial y Šamorín me sirvió de test para el europeo en la distancia Ironman que tendrá lugar en Frankfurt el próximo 9 de julio.

No dejéis nunca de soñar!!





No hay comentarios:

Publicar un comentario