Publicidad

Apuntes y artículos de interés

ENTRENAMIENTO FUNCIONAL: PREVENIR LESIONES

En los últimos años hemos visto como ha ido tomando mucha fuerza entre deportistas y entrenadores el concepto de entrenamiento funcional (functional training). Todos hablan de sus magníficos resultados, pero... ¿qué es el entrenamiento funcional? ¿Es una moda pasajera avivada por el "boom" de la actividad física?

Antes de entrar en detalles y aclarar conceptos, es importante saber que originalmente, esta metodología de entrenamiento estaba delimitada a ámbitos de la rehabilitación y la medicina deportiva, o lo que es lo mismo: 
a rehabilitar lesiones o patologias derivadas de una incorrecta funcionalidad postural y corregir, y enseñar a mantener una  postura correcta y eficiente bien a nivel laboral como en las tareas cotidianas.

El entrenamiento funcional debe integrar todos los aspectos del movimiento humano, debido a que se basa sobre todo en el trabajo de la  fuerza funcional, la cual es la fuerza que involucra a todo el cuerpo y no a un grupo aislado de músculos. Se trata de la fuerza que se utiliza en los deportes y también en la vida cotidiana.

Así pues, el entrenamiento funcional, tal y como lo entendemos dentro de una planificación deportiva para conseguir un objetivo concreto, tiene como objetivo acercar una diversidad de ejercicios para mejorar la fuerza y el acondicionamiento físico total, y prevenir lesiones derivadas de las sobrecargas a las que el atleta está sometido, especialmente durante su periodo de preparación para una competición.

Objetivos de la fuerza funcional
  • Mejorar las cualidades físicas para luego transferirlo a la practica deportiva o vida cotidiana (trabajar más eficiente)
  • Mejorar el tono miogénico: la dureza del músculo
  • Mejorar la fuerza del musculo y no su tamaño
  • Mejorar en los factores neuronales y coordinación: Intramuscular: capacidad del sistema nervioso para reclutar unidades motoras; Intermuscular: interacción de los grupos musculares que generan el movimiento
  • Predomina la utilización de ejercicios multi-articulares. 
¿Cuáles son los objetivos del entrenamiento funcional?
De entre los numerosos objetivos que persigue el entrenamiento funcional, podemos destacar los siguientes:
  • Prevención de lesiones.
  • Readapción funcional
  • Preparación física a través del trabajo de los grupos musculares involucrados en los gestos técnicos    de los distintos deportes
  • Entrenamiento especifico para el correcto desenvolvimiento en la actividad laboral o de ocio de los sujetos.
  • Mejorar las principales cadenas musculares que utilizamos en la vida diaria. 
¿Qué características tiene el entrenamiento funcional?
  • Entrenamiento de las capacidades motrices: fuerza, velocidad, resistencia, agilidad, etc
  • Entrenamiento de la función tónica antes que fásica: Función tónica: responsable de la tensión muscular en reposo y fijación los segmentos corporales en el espacio; función fásica: aquella capaz de crear movimiento
  • Estabilización y potenciación: el entrenamiento funcional presta especial atención a los sistemas musculares fundamentales en la estabilización del cuerpo
  • Entrenamiento específico de los músculos de la columna
  • Entrenamiento equilibrado: fuerza, flexibilidad y postura, debido al carácter natural de los movimientos del entrenamiento funcional
  • Respeto del axioma de Beevor: “El cerebro no conoce la acción del músculo aislado sino el movimiento”
  • Entrenamiento diagonal / PNF: PNF son mecanismos reflejos que crean determinadas respuestas motrices. Tales respuestas pueden ser potenciadas si se escoge el estímulo justo
Pros del entrenamiento funcional frente al tradicional

En primer lugar hay que tener presente que en los entrenamientos funcionales la actividad que vamos a llevar a cabo es mayor que en los convencionales con máquinas, pues los movimientos suelen ser más complejos, además de involucrar a más partes del cuerpo, lo que nos obligará a realizar más movimientos con los que conseguiremos una mayor quema de calorías con el ejercicio. A esto hay que sumarle el desgaste, que también será mayor con respecto al entrenamiento convencional con máquinas.

Esta intensidad en las rutinas unida a la naturalidad de los movimientos que vamos a llevar a cabo con este tipo de entrenamiento nos ayudará a conseguir un mayor desarrollo a la hora de conseguir un crecimiento muscular. Pues trabajaremos músculos desde una perspectiva nada habitual con las máquinas convencionales, que tienen un movimiento estático y rígido que siempre incide en la misma parte.
Contras del entrenamiento funcional frente al convencional

Un punto negativo que debemos tener en cuenta es que al implicar a más partes del cuerpo con movimientos menos rígidos, el riesgo de lesión es mayor, ya que podemos involucrar partes que no deberíamos. Por ello es necesario que controlemos a la perfección cada movimiento o que tengamos clara la rutina que vamos a seguir. En cambio con la rutina convencional el movimiento está más guiado y por lo tanto correremos menos riesgo de lesionarnos.

Otro punto que debemos tener en cuenta es la contracción muscular, ya que con esta forma de entrenar será menor, mejor dicho, menor en una determinada zona del musculo, ya que la tensión la aguantarán varias partes del grupo muscular. Por ello el crecimiento no será tan rápido en una determinada zona como lo es con los entrenamientos más convencionales, pero a la larga será de mayor calidad, pues se fortalecerá toda la zona de manera equilibrada.


¡HABLEMOS DE LA GLUTAMINA!

La glutamina es un aminoácido derivado de otro, el ácido glutamínico, uno de los más frecuentemente presentes en todos los procesos de reparación orgánicos. La forma activa, al igual que la Carnitina, es la forma levógira, esto es, la L-Glutamina. También es el aminoácido más presente en el plasma ya que juega un papel imprescindible como combustible para las células del sistema inmune y de la mucosa intestinal y sus niveles deben mantenerse uniformemente elevados con el fin de que estas células no se queden sin nutrientes. Así mismo, es el aminoácido más abundante en el músculo y, de hecho, la síntesis de la glutamina en el músculo es mayor quer la de cualquier otro aminoácido ya que participa en la síntesis de las purinas que son las proteínas que forman "la matriz proteica de la fibra muscular, esto es, la base desde donde la cual se sintetizan las fibras musculares.

Por todo esto, no es de extrañar que se le considere el aminoácido reparador por excelencia y sea utilizado como suplemento nutricional por los deportistas para cubrir dos funciones fundamentales: 1º) Mantener o mejorar el sistema inmune 2º) Conservar los niveles de la proteína muscular durante los períodos de entrenamiento intensivo.

Así pues la glutamina evita la perdida de masa muscular, manteniendo y mejorando la función inmune por eso está recomendada para todo tipo de esfuerzos de alta intensidad.

Os recomiendo las diversas glutaminas que ofrece Weider -Victory Endurance en formatos de: cápsulas, polvo o en combinación con los BCAA. Yo los utilizo en los tres formatos cápsulas y os puedo garantizar su efectividad Solicitar: aquí


¿CÓMO PODEMOS PROTEGER NUESTROS MÚSCULOS?

Los músculos son la estructura básica del aparato locomotor y el entrenamiento del mismo es el objetivo para conseguir el mayor rendimiento. Pero ese entrenamiento programado y continuado puede conllevar a lesiones o a un agotamiento importante del mismo y que no consigamos el rendimiento que deseemos.

El crecimiento muscular requiere de tres aspectos: estímulo (ejercicio) combustible (energía) y reparación (proteínas y aminoácidos). Pero vamos a explicar que es un músculo, cómo se adapta al ejercicio y cómo prevenir lesiones.

Estructura y función

Los músculos conforman del 40 al 45% de la masa corporal. La estructura muscular constituye el reflejo de su función principal: la generación de potencia. La fibra muscular representa la unidad funcional macroscópica básica del músculo, se organiza de diferentes maneras, formando patrones unipeniformes, multipeniformes o fusiformes figura-1). Los músculos reniformes suelen ser más fuertes que los fusiformes, debido a que varias fibras musculares trabajan en paralelo. Sin embargo, dado que los músculos reniformes contienen fibras cortas, su velocidad máxima de contracción es menor que la de los fusiformes. 

El elemento subcelular primario del músculo es la miofibrilla, que está compuesta por filamentos proteicos, principalmente actina y miosina. Seguir leyendo más aquí

ACTIVIDAD FÍSICA PARA COMBATIR LA CELULITIS

La celulitis es uno de esos grandes enemigos estéticos, pero también para la salud que durante todo el año y especialmente en  verano y después de él intentamos combatir. 

Una vez ha aparecido no es tarea fácil y en muchos casos el recurso más fácil es tirar de cremas, ungüentos y tratamientos de belleza. Olvídate de los milagros; no existen, acaba con ella de un modo sencillo: caminando con un par de bastones de marcha nórdica.

¿Qué es la celulitis?

Es un trastorno que afecta a la piel  y tejidos subcutáneos, que se manifiesta en forma de aspecto irregular de la piel. Afecta a un 90% de las mujeres y en ella influyen aspectos tales como:  la hidratación, alimentación, cambios hormonales, hábitos de vida, trabajo, tensiones, etcétera. Existen varias teorías del porqué de su aparición como que se produce por la acumulación de tejido adiposo; una acumulación que causa nódulos de grasa, agua y toxinas. Otros estudios aseguran que la celulitis aparece fruto de la atrofia muscular, cuando los músculos pierden tono y se separan de la piel. En definitiva, la consecuencia final es que los depósitos de grasa de nuestro organismo se hacen visibles y, por ese motivo, moverse es tan importante.....seguir leyendo más aquí

No hay comentarios:

Publicar un comentario